David Bustamante admite que el estrés le ha hecho engordar 12 kilos

David Bustamante admite que el estrés le ha hecho engordar 12 kilos

151
Compartir

David Bustamante y Paula Echevarría están pasando su primer verano de separados. Él tiene consigo estos días a Daniela, la única hija de la pareja, mientras ella ha disfrutado de unos días en Marbella con un grupo de amigas. El cantante va y viene a Cantabria, pues compagina el tiempo con su niña con la gira que le lleva por España.

Bustamante evita hablar de su situación matrimonial pero en unas declaraciones efectuadas a Cadena Dial ha admitido que los cambios que ha sufrido en su vida le han afectado incluso en su físico. “Ha sido un año diferente para mí, hay personas que con el estrés se les cierra el estómago y eso que ganan. Intentaré buscar de nuevo la mejor versión de mí, estoy haciendo deporte”, explicó. El cantante se quejó: “La gente es bastante cruel con estas cosas y faltan al respeto cuando ven a alguien pasado de peso. Hacen un flaco favor porque hay gente con problemas y hacen sentirse a las personas muy mal, hay que dejar de criticar porque todos tenemos nuestro corazón”.

El cantante ha sido noticia en varias ocasiones por sus constantes cambios de peso, de los que él también ha hablado en la entrevista radiofónica: “Ojalá que pierda estos 12 kilos. Me conocieron durante mucho tiempo así, soy un poco boomerang. Hay momentos en que estás más inspirado y otros en los que pierdes la iniciativa y la rutina de hacer deporte”.

Bustamante declaró en una entrevista a El PAÍS que no le obsesionaba tanto su físico como antes. Aunque no es la primera vez que reacciona a los ataques que recibe por su cambio físico. “Hay personas que en épocas de estrés apagamos la ansiedad con la comida, no, no es agradable que gente sin escrúpulos te esté recordando continuamente que no estás en tu peso”, escribió en julio del año pasado en su cuenta de Instagram, en la que el artista tiene un millón de seguidores.

Paula Echevarría, de 39 años, y el cantante, de 35, han vivido durante más de dos años un matrimonio que solo funcionaba bien para los photocalls. Las largas sesiones de rodaje de la actriz y las interminables giras del artista permitían a la pareja mantener públicamente la apariencia de que su relación iba bien. Hace tiempo que se espera un comunicado sobre su separación, pero este de momento no ha llegado. La intérprete, por su parte, se dedica a bailar y a promocionar las canciones de su todavía marido en su cuenta de Instagram, en la que tiene 1,8 millones de seguidores.

https://elpais.com/